Bienvenidos a TuñónKids
Calle Cardenal Cienfuegos, nº 8 - bajo de Oviedo
Llámanos:985 25 77 75 / 985 96 61 34

Entre dientes de leche y permanente

Entre dientes de leche y permanente (6-12 años)

A partir de los 6 años, a los niños empiezan a salir los dientes definitivos. Es entonces un momento ideal para diagnosticar, prevenir y tratar las malposiciones dentarias y de las deformidades de los huesos maxilares.

Por eso recomendamos realizar una primera visita al ortodoncista a los 6 o 7 años para detectar la presencia de algún problema que tenga que ser intervenido durante el crecimiento del niño. De los 6 a los 12 años estos problemas óseos se solucionan con aparatos que se pueden quitar y poner ellos mismos.

En esta etapa también es muy importante fomentar la higiene bucodental para que el niño no la descuide en ningún momento. Deberá cepillarse al menos dos veces al día, principalmente por la mañana y por la noche. También se recomienda pasarse el hilo dental y usar dentífricos de al menos 1000ppm de flúor.

En cuanto a la técnica de cepillado, esta deberá ser vertical dirigiendo las cerdas del cepillo hacia la encía y realizando un movimiento de barrido hacia el diente. Sobre las zonas de masticación el cepillado será hacia delante y atrás, al igual que sobre la lengua.

Aunque los niños ya se pueden lavar solos los dientes, es importante que los padres supervisen el cepillado hasta la adolescencia.

Además, es recomendable visitar al dentista cada 6 meses con el fin de detectar cualquier anomalía y también les ayudaremos a fomentar los hábitos de higiene bucodental y de alimentación más saludables.

¿Qué pasa a otras edades?

Desde Tuñón Kids queremos que tu hijo viva la experiencia de ir al dentista como una divertida aventura. Con la doctora Paula Bousoño a la cabeza, nos dedicamos a la prevención, cuidado y mantenimiento de la salud bucodental de niños y adolescentes con las técnicas más novedosas y el cariño que necesitan siempre los más pequeños.

Así tratamos desde las temidas caries hasta los comunes traumatismos ocasionados durante la infancia, así como problemas congénitos que puedan ocurrir incluso antes de que aparezcan los primeros dientes.
Además nos preocupamos por inculcarle a tu hijo hábitos de higiene y de alimentación saludables que le ayuden a conservar sus dientes en el mejor estado.